texto

Sitio orientado para las tejedoras con diagramas, esquemas, patrones e informacion sobre la tecnica del tejido en crochet. Para expertas artesanas y tambien consejos didacticos y una guia con su paso a paso para las principiantes. Servicio de tejido artesanal para diseñadoras, decoradoras, comerciantes y particulares. lema del sitio: todo se puede aprender, todo se puede enseñar y tambien compartir. Consultas, pedidos y sugerencias a travez del formulario de contacto

muñecos tejidos en crochet

muñecos tejidos en crochet
Te gustan estos muñequitos tejidos?...comunmente se los conoce como amigurumis, hay cientos de personajes, medidas y colores, si te interesa adquirir alguno, haz click sobre la imagen

jueves

historia y teorias sobre el tejido en crochet


El origen del tejido afgano, como el de los demás tejidos, es difícil de precisar, porque son muy pocas las muestras antiguas que se conservan y con las que se pueda establecer la fecha exacta de su aparición.


Según la experta norteamericana Annie Potter, antes de hablar de tejido afgano conviene remitirse a los comienzos del croché, como técnica universal y cuya palabra se deriva de los vocablos francés de "croc" y nórdico "krokr", con los cuales se denominaba al gancho con el que se tejía.

De acuerdo con las investigaciones de Potter, el arte del croché verdadero, como lo conocemos hoy, fue desarrollado durante el siglo XVI. 
Se conocía como cordón del crochet en Francia y cordón de cadena en Inglaterra. 
Otro escritor e investigador, Lis Paludan, de Dinamarca, que limitó su búsqueda a los orígenes del croché en Europa, propone tres teorías:

1º. El croché se inició en Arabia, se extendió al Tíbet y luego hacia España, de donde siguió las rutas comerciales árabes a otros países mediterráneos.

2º. La evidencia más antigua vino de América del Sur, en donde una tribu primitiva fue vista utilizando adornos de croché en ritos de la pubertad.

3º. En el país de China se encontraron también muñecas tridimensionales trabajadas en croché.

Paludan afirma que en el fondo no hay evidencia convincente en cuanto a la antigüedad del croché o de dónde vino.

Él asegura que no se han encontrado datos en Europa antes de 1800, pero que una vez lo conocieron. 
Su admisión fue inmediata, principalmente entre las comunidades religiosas. 
Una de las máximas seguidoras de este arte fue la condesa Riego de la Branchardiere, quien diseñó los patrones de croché con las que miles de mujeres conocieron esta técnica y que ha perdurado a través del tiempo hasta llegar a nuestros días.

El tejido confeccionado con este procedimiento presenta dos aspectos bien distintos: si se realiza con hilazas y ganchillos o agujas más delgadas, resulta abierto, fino y muy similar al encaje, y si en cambio se utilizan estambres e hilos gruesos con ganchillos de mayor diámetro, queda tupido y firme. 
Este segundo es el más conocido y es el que practica un mayor número de tejedoras.

Con el croché se tejen piezas planas o en anillos, que más adelante se convierten en medallones, los cuales se unen entre sí para crear diferentes piezas.

Precisamente, ellos son los protagonistas del tejido afgano.

Muchos afirman que este tejido fue desarrollado por los inmigrantes llegados a Estados Unidos a principios del siglo XVII, quienes a causa de la escasez de medios, tenían que aprovechar restos de estambres ya usados y tejer con ellos medallones multicolores que luego cosían entre sí, a modo de patchwork.

Así elaboraron cobijas, alfombras y toquillas o pañuelos que las mujeres usaban en la cabeza o el cuello para protegerse del frío. 
En un principio, su diseño ocupaba un segundo puesto, pues lo más importante era la utilidad y el abrigo.

Sin embargo, con el paso del tiempo y el perfeccionamiento de la técnica se empezó a dar mayor importancia al efecto global de estas cobijas, obteniéndose labores muy hermosas y coloridas. 
La popularidad de este tejido no ha decaído y los cuadros conocidos como Old America o Vieja América, siguen utilizándose en la actualidad para tejer cobijas de gran colorido y tamaño, aunque también se elaboran otras piezas de blancos como individuales, cojines, cortinas y carpetas. 
Los accesorios y prendas como diademas, gorras y bufandas también se tejen con esta técnica y actualmente son usadas por los niños y jóvenes, principalmente.


Los pequeños medallones cuadrados resultan llamativos, si se tejen en colores cuidadosamente combinados y se bordean en un color oscuro para obtener un efecto similar al de un vidrio emplomado. 
Sigue estos parámetros para tejer diferentes labores y exhíbelas en el mejor sitio de la casa o lúcelas en cualquier ocasión.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario